jueves, 9 de abril de 2015

LA AMANTE PERFECTA



Todo comenzó como un maravilloso juego, un juego que yo estaba dispuesta a participar .. me pareció divertido, arriesgado y único.. por primera vez en mi vida sería la tercera en discordia… 
No niego que me hice muchas preguntas, pero siempre con la misma respuesta” si alguien había podido serlo con mi marido y con éxito… por qué yo no con el marido de otra????, y así entre partida y partida del juego me fui convirtiendo en la amante perfecta..
Con total libertad, siempre dispuesta a sus horarios, arreglada y con la sonrisa brotando en mi cara….esperando…
Susurré en sus oídos que lo amaba, me hizo sentir necesitada.. pero se supone que como amante no se debe actuar asi… cuando me di cuenta de eso ya era tarde, yo me sentí enamorada de aquel hombre prohibido, me sentí complicada en estar dentro de este juego.
Al comienzo fueron encuentros casuales que con el tiempo desee que se alargaran, mi cuerpo pedía a gritos más de él, mi corazón latía apresurado ante su inminente llegada, , llegadas muchas veces incumplidas, eternas esperas.. sus hijos, su mujer , su mundo requerían de él tanto como yo lo necesitaba.. sola en mi cuarto.. mientras corrían las horas y las lágrimas buscaba la excusa para entenderlo…
Así fui involucrándome en un juego de tres.. donde yo siempre sería la perdedora y lo sabía, pero mi “amor” podía más que mi dignidad…
Muchos días me pregunté hasta cuando podría tolerar el poner excusas en mi vida para no vivir.. no importaba donde me encontraba, si caminando, si en una plaza sentada, o en soledad de mi cuarto , pero siempre la imagen de él y mis sueños se mezclaban en una historia de hadas que me convencían a seguir …
Pasa el tiempo.. él sigue con su mujer .. yo sigo esperando su presencia. 
Pero ahora ya sé algo más del juego, no solo que lo voy perdiendo sino que mi desesperación por ganar algo,… solo algo,… hizo que apueste hasta el saber quién soy y las cosas que siempre pensé que merecía…
ya no quiero jugar más, pero me cuesta abandonar la partida .. me voy quedando sin aliento…una voz interna me dice que tengo que volver a empezar otro juego más real, donde haya siempre dos ganadores… ganadores de respeto, de encuentros libres, de placeres mutuos
sé que debo tirar mis cartas …doy mi juego por terminado… ya no suplico más por encontrarlo, sólo ruego por encontrarme.

3 comentarios:

  1. Espectacular relato....triste como a veces por perder el sentido de quien somos terminamos regalandonos sin valorarnos...

    ResponderEliminar
  2. Me reí mucho al comienzo y luego se puso seria y jajajaja Tiene Razón!!!!!

    Muy bueno HAY QUE AMARSE UN POCO MÁS

    ResponderEliminar